Disfraz de Superman

www.disfraces.com.ar ©

Disfraz de Tinkerbell

www.disfraces.com.ar ©

Disfraces económicos

www.disfraces.com.ar ©

Disfraces para chicos

www.disfraces.com.ar ©

Historia del disfraz

El hombre ha llevado la modalidad de disfrazarse desde tiempos primitivos a los tiempos actuales por innumerables razones pero principalmente por tratarse de un medio para  llegar a  un fin, que es simplemente «la oportunidad de ser otros».

Según estudiosos de la lengua castellana el verbo catalán «desfressar» aparece en el siglo XVI como significado de desfigurar, disimular o falsear. Siglos más tarde la palabra disfraz propiamente dicha cobra el significado que usamos actualmente. También se presume que la palabra tuviera alguna relación con la palabra “frazada”, término arcaico con el significado de manta o capa. Otra etimología apunta al hipotético verbo de raiz latina “disfraciare”, derivado de facere (hacer) que significaría desfigurar.

La evolución del significado en catalán pasó desde el primitivo significado de borrar huellas (frezas), a desfigurar y engañar (esta intención está presente en el verbo desde su misma creación). Al antifaz o careta los griegos lo llamaban proswpon (prósopon) y los romanos persona.

En cuanto al uso en si del disfraz, los historiadores concuerdan en que los disfraces tienen dos orígenes, por un lado el culto a los antepasados y por otra parte el teatro. Ambos orígenes se dan desde  tiempos remotos.

El hombre primitivo creía que sin una vigilancia permanente, el espíritu del muerto entraba en el cuerpo de los vivos y los poseía. Pruebas antropológicas sugieren que los hombres blancos primitivos se pintaban de negro el cuerpo para asistir a los entierros, a fin de disfrazarse de los espíritus. Hay pruebas mucho más recientes, en este siglo y en el pasado, procedentes de tribus africanas negras que se embadurnaban los cuerpos con el color opuesto, un blanco de yeso, para evitar el reconocimiento y la posesión por parte de los muertos recientes. También, la piel de los animales que habían sido cazados le al hombre le servía para camuflarse, atrapar  a sus potenciales presas, y  a su vez protegerse de posibles depredadores hacia el.

En un párrafo aparte, debemos hablar de las máscaras que implica fingimiento, disfraz: algo accidental y externo. Pero para los pueblos primitivos y para el hombre paleolítico la máscara se integra plenamente en el ámbito de lo existente y lo real. Se cree que su creación se debió a fines religiosos.

Desde el paleolítico el ser humano ha utilizado máscaras cuyos materiales han sido diversos y han variado a través del tiempo, pues se han ido confeccionando con madera, paja, corteza, hojas de maíz, tela, piel, cráneos, cartón piedra, papel maché, látex, plásticos y otros materiales.

Se utilizan dos términos similares: careta y máscara. La careta es exclusivamente para cubrir el rostro, para disimular rasgos de la cara; mientras que la máscara puede cubrir todo el cuerpo, y fueron usadas y aún, en algunas culturas, se siguen utilizando con fines religiosos

Algunos hallazgos arqueológicos demostraron que eran muy usadas en Egipto para perpetuar con ellas los rostros de los muertos. Se hacían tratando de imitar de la forma más fielmente posible, el rostro del difunto, y se colocaba junto con el ataúd, pintándose de la misma manera que éste. Según la clase social a la que perteneciera el muerto, podría llegar a revestirse con una lámina de oro. No se agujereaba los ojos ni la boca, y se los representaban con incrustaciones o pinturas.

En Roma, cuando la llevaban actores en los cortejos fúnebres, para que se reconociera y recordara el rostro del difunto. A partir de este empleo por parte de actores, la careta rápidamente fue utilizada para diferentes fines. Comenzaron a usarla los actores para representar fielmente en sus obras los rostros de los personajes históricos que estaban interpretando.

Rápidamente, se adoptó su uso en las fiestas saturnales en Roma, y se las comenzó a usar con carácter festivo, dando origen a la utilización en lo que hoy es nuestro carnaval.

De allí rápidamente los disfraces fueron formando parte de un vestuario que ha formado parte de la cotidianeidad del ser humano para momentos en los que debe o quiere expresarse por algun motivo.

Los disfraces han sido usados para identificar a ciertos grupos que demuestran en sus acciones su pensar y distinguiéndolos de los demás. Tal es el caso, los bufones del Rey, encargados de  hacer reír a las xortes reales, Los pueblos paganos para ahuyentar espíritus dieron origen a la actual fiesta de disfraces de Halloween.

Los disfraces o máscaras han fascinado al género humano desde tiempos inmemoriales, quizás buscando el engaño o la sonrisa, o cualquier intención  del disfrazado, para ocultar las verdaderas motivaciones.

www.disfraces.com.ar ©

Halloween

HalloweenHalloween (en español Noche de Brujas) es una fiesta que se celebra todos los 31 de Octubre y en donde la gente se divierte haciendo bromas acerca de situaciones de miedo y terror y también se disfraza de personajes tales como brujas, zombies o vampiros.

Los colores más utilizados son el naranja y el negro y los símbolos más destacados son la Jack-o’-lantern (calabaza calada en forma de calavera), los disfraces de brujas y esqueletos y todo aquello de pueda causar verdadero miedo como arañas y murciélagos, casas embrujadas, vampiros, zombies, máscaras de Scream y personajes de terror como Frankestein, Drácula o Freddy Krueger.

Cada vez son más comunes las fiestas de disfraces y Halloween se transformó en una buena excusa para encontrarse y divertirse. También se convirtió en una excelente forma de madres y padres de hacer que sus niños pierdan el miedo a situaciones angustiantes y, a través del juego y el ridículo, logren superar determinados miedos ridiculizándolos para finalmente reírse de ellos.

Su origen está vinculado con la festividad cristiana del Día de Todos los Santos y la festividad celta de Samhain.

Se cree que quienes llevaron esta costumbre a América fueron los irlandeses quienes en 1840 llegaron a Estados Unidos huyendo de la gran hambruna irlandesa.

Se celebra principalmente en países anglosajones como Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda y algunas provincias de Canadá pero la propaganda norteamericana hizo que en los últimos años sea una fiesta cada vez más popularizada a nivel global aunque haya grandes detractores por considerarla una festividad extranjerizante.

Fiesta extranjera o no, Halloween es un festejo que llegó para quedarse y una escelente ocasión para burlarse de aquello que nos da miedo y divertirse con amigos.

www.disfraces.com.ar ©